Familias de acogida

¿Qué es una familia de acogida?

Familias de Acogida

Constituirse en familia de acogida significa asumir en forma transitoria el cuidado de un niño, niña o adolescente, separado de su medio familiar de origen por una orden judicial, brindándole una atmósfera familiar segura y protectora mientras se trabaja para el logro de una alternativa familiar definitiva, ya sea con familia de origen o bien adoptiva.

Las personas que deciden formar parte del Programa Familias de Acogida son evaluadas y capacitadas para cuidar a un niño, niña o adolescente en forma temporal, además, reciben apoyo permanente de un equipo profesional especializado en la temática, el cual los acompaña y asesora durante todo el proceso de acogimiento.

¿Por qué es importante ser Familia de Acogida?

Porque permite que los niños, niñas y adolescentes que son separados transitoriamente de su familia por una orden judicial, reciban cuidados en un medio familiar protector que proporcione satisfacción a sus necesidades y favorezca su desarrollo. Asimismo, que las familias de nuestro país participen en el rol de familias acogedoras favorece la difusión del programa y la corresponsabilidad social en el cuidado de la infancia y adolescencia.

Es muy importante, ya que, en nuestro país, existen cientos de niños, niñas y adolescentes, que, por decisión de un tribunal, necesitan una familia transitoria que les brinde protección y afecto. En este contexto, como medida de cuidado alternativo, aparece el programa de Familia de Acogida, el que evita que los niños, niñas y adolescentes tengan que permanecer en residencias de protección durante el periodo en que el tribunal resuelve su situación definitiva. Actualmente, aún existen más de 4000 niños, niñas y adolescentes que se mantienen en residencias.

¿Qué busca el programa?

Este programa busca proporcionar un ambiente protector y familiar que cubra las necesidades de cuidado de niños, niñas y adolescentes, mientras se trabaja para restituir su derecho a vivir en una familia estable. Además, entrega un acompañamiento especializado a los niños, niñas y adolescentes y familias durante el acogimiento, considerando las transiciones o momentos de cambio de una situación, en especial en el tránsito hacia el cuidado familiar estable y al término del acogimiento.

Este programa busca restablecer el derecho de niños, niñas y adolescentes, a desarrollarse en un ambiente familiar transitorio, capaz de satisfacer necesidades de cuidado y protección, entregando una protección integral especializada orientada a la reparación del daño y fortalecimiento de capacidades parentales.

¿Qué tengo que cumplir para ser familia de acogida?

Para ser familia de acogida usted requiere: ser mayor de edad; no tener antecedentes penales, ni estar inhabilitado para trabajar con niños; contar con ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades del grupo familiar. Además, debe tener la voluntad de participar en el proceso de evaluación y capacitación para enfrentar el desafío del acogimiento y aceptar el acompañamiento permanente del equipo. Debe tener presente que la familia de acogida es una medida judicial de cuidado temporal de un niño, niña o adolescente mientras se restituye su derecho a vivir en una familia definitiva.

Los postulantes pasan por un proceso de evaluación especializado, y una vez que reciben a un niño, niñas o adolescente, firman un compromiso que establece las condiciones de acogimiento, teniendo conocimiento de que se trata de un proceso temporal.

Si tienes dudas sobre otro programa [pincha aquí]

 

¡Quiero ser Familia de Acogida!

Si quieres inscribirte y aportar en la importante labor de protección de niños, niñas y adolescentes de nuestro país, inscríbete aquí:

Quiero ser familia de acogida